viernes, 29 de agosto de 2014

Mujer baja 76 kilos y quedo irreconocible

Mujer baja 76 kilos y quedo irreconocible






Era virgen a los 22 años y no quería llegar a los 30 sin conocer el verdadero amor, algo que le era bastante esquivo ya que los hombres la insultaban llamándola 'enorme' y 'desagradable' debido a que llegó a pesar hasta 142.9 kilos, informa Daily Mail. 

Pero, seis años después y con 76 kilos menos Hazel Dyson puede decir que le sobra atención de muchos hombres que están desesperados por salir con ella en una cita. 

"Luché con mi peso desde que era niña y para cuando estaba en secundaria, ya pesaba 95 kilos. Durante los años, mi peso siguió inflándose y para cuando tenía 21, era talla 40 y pesaba 142.9", relata Hazel, natal de Inglaterra. 



"Todas mis amigas eran delgadas y bonitas y yo siempre era la gorda de la esquina", continúa. "Mi familia trataba de arreglarme citas a ciegas, pero estaba muy avergonzada de la forma en la que lucía". 

"Obviamente, esto significaba que nunca conociera a nadie. Así que inventé historias sobre hombres para que nadie sepa que jamás tuve novio". 

Para dejar de sentirse avergonzada, Hazel se volvió adicta a la pizza, al chocolate, y a la comida china. Dejó de salir a la calle y se dedicaba a pasar la mayor parte del día viendo televisión o navegando en Facebook. 

Alguien le dio la motivación que necesitaba

Había perdido toda la esperanza de encontrar el amor cuando, en el 2008, halló la motivación para cambiar su vida: su médico de cabecera le dijo que sino empezaba a bajar de peso, iba a necesitar un reemplazo de cadera para cuando tuviera 30. 

El antes y después. ¡Wow, qué cambio!

Hazel, quien estaba totalmente mortificada, decidió de poner excusas sobre su situación, se unió a Slimming World y se trazó la meta de perder peso y encontrar el amor. 

Cambió la comida chatarra por vegetales y cada cumpleaños se convencía a sí misma que ése sería el año en que encontraría un novio. 

"Creo que es el sueño de toda chica encontrar a esa persona especial con quien compartir tu vida", dice Hazel. 

A los 26, tras mucha dieta y ejercicio, Hazel llegó a su peso ideal y se unió a un sitio web de citas en línea donde recibió muchas propuestas por parte de hombres quienes la halagaban y eran atentos con ella. Unos meses después, conoció a su primer enamorado. 

Desafortunadamente, terminaron a los nueve meses, pero Hazel ya no tiene miedo de esconder su cuerpo tras ropa grande y holgada; en lugar de eso sale con chicos y se divierte en fiestas. 

"Me ha tomado seis años llegar a dónde estoy y finalmente tengo la confianza de perseguir la vida – y el amor – como siempre lo quise", confiesa. 
FUENTE